Poner límites

13.01.2014
|
Comentarios desactivados
|

Nadie va cuidar de ti mejor que tú mismo. Nadie va a adivinar qué es lo que necesitas. Es tu responsabilidad hacérselo saber. El otro no está obligado a satisfacer tus necesidades. Tu tampoco estas obligado a hacer lo mismo por él. Hay momentos para dar, otros para recibir, otros más para intercambiar recíprocamente y otros para decir “no quiero… no puedo… no estoy en condiciones”. Un “no” a tiempo resuelve muchos conflictos futuros. Vigila que tu “no” revele realmente lo que sientes.

Comments are closed.